Hipertensión (presión arterial alta)

  • ¿Qué es la Hipertensión (Presión Arterial Alta)?
  • Estadísticas
  • Factores de Riesgo
  • Progresión
  • Síntomas
  • Examen Clínico
  • ¿Cómo se Diagnostica
  • Pronóstico
  • Tratamiento

¿Qué es la Hipertensión (Presión Arterial Alta)?

 Hipertensión
La hipertensión se define como la presión arterial elevada y es la principal causa de muerte y discapacidad a nivel mundial. Es el principal factor de riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular, y también es un factor de riesgo significativo para la enfermedad renal crónica y la insuficiencia cardíaca crónica. Debido a que las personas con hipertensión generalmente no tienen ningún síntoma, es una enfermedad que a menudo se diagnostica insuficientemente. El diagnóstico se basa en la detección sistemática de la presión arterial para controlar y detectar a las personas afectadas.

Estadística

En 2000, se estimó que casi mil millones de personas en todo el mundo eran hipertensas. Esta cifra equivale aproximadamente al 26,4% de la población adulta mundial total.
El Estudio Australiano de Diabetes, Obesidad y Estilo de vida (AusDiab) realizado en 1999-2000 informó que el 30% de los australianos (32% de los hombres y 27% de las mujeres) mayores de 25 años, o 3,7 millones de australianos, eran hipertensos (presión arterial > 140/90 mmHg).
En general, los hombres tienen más probabilidades de tener hipertensión que las mujeres, excepto entre las edades de 45 y 64 años, cuando las mujeres corren el mismo riesgo que los hombres.
La incidencia de hipertensión es tres veces mayor en australianos indígenas en comparación con australianos no indígenas.

Factores de riesgo

Aproximadamente el 95% de los casos de hipertensión se clasifican como hipertensión esencial o primaria, en la que se desconoce la causa subyacente. Los casos restantes se clasifican como hipertensión secundaria, en la que hay una causa identificable (por ejemplo, estenosis de la arteria renal).
Los estudios principales han identificado los siguientes factores como factores predisponentes clave para la hipertensión:

  • Estado sistólico prehipertensivo (115-139 mmHg);
  • Aumento del estado diastólico dependiente de la edad;
  • Sexo femenino;
  • Aumento del IMC por encima de un valor de 25;
  • Tabaquismo e
  • Hipertensión parenteral.

Los factores que se han identificado en las Guías de Hipertensión de la Fundación Nacional del Corazón de Australia de 2008 incluyen:

  • Estilo de vida sedentario;
  • Fumar;
  • Medición de la cintura > 94 cm en hombres y 80 cm en mujeres, o IMC > 25;
  • Alto consumo de sal en la dieta;y
  • Consumo de alcohol.

Progresión

Si la hipertensión sigue sin control, en última instancia conduce al daño de los órganos. Por lo tanto, la hipertensión no controlada es el principal factor de riesgo de enfermedad arterial coronaria y accidente cerebrovascular, dos variables importantes en el proceso de la enfermedad.
Del mismo modo, la insuficiencia renal crónica, la diabetes, las enfermedades oculares, la disfunción eréctil y la insuficiencia cardíaca crónica también son enfermedades significativas asociadas con la progresión de la hipertensión no controlada o mal controlada.

Síntomas

La mayoría de las personas con hipertensión no saben que tienen un problema. Esto se debe a que la hipertensión tiene pocos síntomas, si es que tiene alguno. Por lo tanto, la hipertensión primaria generalmente se detecta a través de exámenes de rutina cuando visita a un médico de cabecera. La hipertensión no controlada a largo plazo se asocia con un mayor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular, entre otras enfermedades.

Examen clínico

La hipertensión se evalúa mediante la medición de la presión arterial. Se puede hacer un diagnóstico de hipertensión si, después de varias lecturas en ocasiones separadas, se registra de manera consistente un valor elevado.
Como guía, una lectura de presión arterial superior a 140/90 tomada en tres ocasiones diferentes es suficiente para diagnosticar la hipertensión. La monitorización ambulatoria de la presión arterial también se puede utilizar para evaluar las lecturas medias de la presión arterial durante un período de 24 horas.
Además de la medición de la presión arterial, se debe realizar un examen cardiovascular completo, observando cualquier signo de agrandamiento del corazón o enfermedad arterial. Los exámenes adicionales que deben incluirse si se sospecha hipertensión incluyen un examen de la vista, la circunferencia de la cintura y el índice de masa corporal.
Para obtener más información, consulte investigación de la presión arterial.

Calculadora de Presión Arterial

Resultados

Normal
Se debe volver a controlar la presión arterial en un plazo de 2 años o antes, según el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular. Su médico de cabecera puede aconsejarle sobre este riesgo y también sobre la reducción del riesgo del estilo de vida.
Normal alta
Su presión arterial está elevada. Debe revisarse de nuevo dentro de los 12 meses o antes, dependiendo de su riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular. Su médico de cabecera puede aconsejarle sobre este riesgo y también sobre la reducción del riesgo del estilo de vida.
Hipertensión de grado 1 (leve)
Su presión arterial está elevada. Debe confirmarse en un plazo de 2 meses. Su médico de cabecera debe aconsejarle sobre la reducción del riesgo del estilo de vida y/o medicamentos para bajar su presión arterial.
Hipertensión de grado 2 (moderada)
Su presión arterial está elevada. Debe confirmarse dentro de 1 mes y es posible que también necesite ver a un especialista en este tiempo. Su médico de cabecera puede aconsejarle sobre la reducción del riesgo del estilo de vida y/o medicamentos para bajar su presión arterial.
Hipertensión de grado 3 (grave)
Su presión arterial está elevada. Debe confirmarse dentro de 1 semana y es posible que también necesite ver a un especialista en este tiempo. Su médico de cabecera puede aconsejarle sobre la reducción del riesgo del estilo de vida y/o medicamentos para bajar su presión arterial.
Hipertensión sistólica aislada
Su presión arterial sistólica está elevada. Dependiendo del nivel, debe confirmarse dentro de un cierto tiempo (140-159 mmHg – 2 meses; 160 – 179mmHg-1 mes; > 180mmHg – 1-7 días).También es posible que necesite ver a un especialista. Su médico de cabecera puede aconsejarle sobre la reducción del riesgo del estilo de vida y/o medicamentos para bajar su presión arterial.
Hipertensión sistólica aislada con presión de pulso ampliada
Su presión arterial está elevada. Debe confirmarse dentro de 1 semana y es posible que también necesite ver a un especialista en este tiempo. Su médico de cabecera puede aconsejarle sobre la reducción del riesgo del estilo de vida y/o medicamentos para bajar su presión arterial.
Hipotensión
Su presión arterial es más baja de lo normal. Su médico de cabecera le preguntará sobre los síntomas que puede estar experimentando y determinará si necesita tratamiento o investigación adicional.

  1. Nacional de la Fundación del Corazón de Australia. Guía para el Manejo de la Hipertensión 2008-Evaluación y Manejo de la Presión Arterial Elevada en Adultos. Actualizado en 2010. Disponible en: http://www.heartfoundation.org.au/SiteCollectionDocuments/HypertensionGuidelines2008to2010Update.pdf

Esta información se recopilará con fines educativos, sin embargo, permanecerá anónima.

Cómo se diagnostica

Algunas investigaciones que se pueden ordenar para ayudar con el diagnóstico incluyen:

  • Análisis de orina con tira reactiva para sangre y proteínas;
  • Análisis de orina: Proporción de albúmina/creatinina en orina puntual
  • Análisis de sangre: Urea y electrolitos, perfil lipídico y azúcar en sangre en ayunas.ECG
  • : Para evaluar el agrandamiento del corazón.

También pueden requerirse investigaciones más específicas, como:

  • Ecografía dúplex de la arteria renal para excluir la enfermedad renal si se sospecha;
  • Angiografía por TC renal para buscar estenosis de la arteria renal;
  • Ecocardiogarografía para evaluar el agrandamiento del corazón;
  • Doppler carotídeo; y
  • Relación aldosterona/renina plasmática.

Pronóstico

La hipertensión a los 50 años de edad se asocia con una reducción de la esperanza de vida de 5 años. Si la hipertensión se controla adecuadamente, el riesgo de accidente cerebrovascular se reduce en mayor medida que el riesgo de ataque cardíaco.

Tratamiento

 Hipertensión La decisión sobre cómo y cuándo intervenir con hipertensión depende de la gravedad del diagnóstico, el perfil de riesgo cardiovascular absoluto y la evidencia de daño en los órganos terminales.
Intervención médica inmediata
Se requiere tratamiento inmediato con cualquiera de los siguientes:3,15,16,19

  • Hipertensión grave;
  • Evidencia de daño en los órganos finales (independientemente de la presión arterial);
  • Diabetes con PA > 140/90 mmHg;
  • Medición de alto riesgo cardiovascular absoluto; y
  • Indigeneidad.

Modificación del estilo de vida
En todas las circunstancias, el primer paso de gestión es la modificación del estilo de vida, centrándose en:

  • Actividad física regular (mínimo 30 minutos al día de intensidad moderada);
  • Dejar de fumar;
  • Modificación de la dieta (ingesta de sal < 4 g/día, mucha fruta y verduras, bajo contenido en grasa);
  • Reducción de peso y cintura (objetivo: IMC < 25, cintura < 94 cm (hombres), 80 cm (mujeres)); y
  • Limite o evite el alcohol (una bebida estándar por día).

Medicamentos
Se usan de forma rutinaria cuatro clases principales de medicamentos:

  • Diuréticos (especialmente diuréticos tiazídicos); Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina
  • y los antagonistas de los receptores de angiotensina II relacionados; Bloqueantes de los canales de calcio
  • y betabloqueantes
  • .

Todas las clases de medicamentos parecen tener efectos protectores similares a corto y mediano plazo, sin embargo, los problemas de tolerabilidad pueden llevar a que los betabloqueantes se consideren un medicamento de segunda línea.
La mayoría de los medicamentos toman de 4 a 8 semanas para obtener el máximo efecto. Por lo tanto, se recomienda probar un período mínimo de 6 semanas antes de realizar cambios en los medicamentos.Por lo general, el tratamiento comienza con un solo medicamento. Grandes estudios recientes han demostrado que los medicamentos más baratos y antiguos son tan efectivos como los medicamentos más nuevos. Si un solo medicamento no logra alcanzar los objetivos de presión arterial, se pueden agregar otros agentes.

Más información

Hipertensión Para obtener más información sobre la presión arterial alta, incluidas investigaciones y tratamientos, así como algunas animaciones, videos y herramientas útiles, consulte Hipertensión (Presión arterial alta).
  1. Hipertensión. Diccionario Médico de Stedman . Baltimore: Lippincott Williams and Wilkins; 2000. 855.
  2. Lopez AD, Mathers CD, Ezzati M, Jamison DT, Murray CJ. Carga mundial y regional de morbilidad y factores de riesgo, 2001: Análisis sistemático de los datos de salud de la población. Lanceta. 2006; 367(9524): 1747-57.
  3. Comité Consultivo Nacional de Presión Arterial y Enfermedad Vascular. Guía para el manejo de la hipertensión arterial 2008 . Fundación Nacional del Corazón de Australia. 1 De agosto de 2008 . Disponible en URL http://www.heartfoundation.org.au/ SiteCollectionDocuments / A % 20Hypert%20guidelines 2008%20Guideline.pdf
  4. Kearney PM, Whelton M, Reynolds K, Muntner P, Whelton PK, He J. Carga global de hipertensión: Análisis de datos mundiales. Lanceta. 2005; 365(9455): 217-23.
  5. Dunstan D, Zimmet P, Welborn T, Sicree R, Armstrong T, Atkins R, et al. Diabetes & Trastornos asociados en Australia 2000: El Estudio Australiano de Diabetes, Obesidad y Estilo de vida (AusDiab). Melbourne: International Diabetes Institute; 2000.
  6. Barr ELM, Magliano J, Zimmet P, Polkinghorne K, Atkins A, Dunstan D, et al. AusDiab 2005: The Australian Diabetes, Obesity and Lifestyle Study (en inglés). Melbourne: International Diabetes Institute; 2005.
  7. Parikh NI, Pcina MJ, Wang TJ, Benjamin EJ, Lanier KJ, Levy D, et al. A risk score for predicting near-term incidence of hypertension: The Framingham Heart Study. Ann Intern Med. 2008; 148(2): 102-10.
  8. Chiong J, Aronow W, Khan I, Nair C, Vijayaraghavan K, Dart R, et al. Hipertensión secundaria: Diagnóstico y tratamiento actuales. Int J Cardiol. 2008; 124(1): 6-21
  9. Kumar P, Clark M. Clinical Medicine . Nueva York: W. B. Saunders; 2005. 787.
  10. Kumar V, Abbas A, Fausto N. Robbins y Cotran Bases patológicas de la enfermedad . Filadelfia: Elsevier Saunders; 2005. 529-30.
  11. Grosso A, Veglio F, Porta M, Grignolo FM, Wong TY. Revisión de la retinopatía hipertensiva: Algunas respuestas, más preguntas. Br J Ophthalmol. 2005; 89(12): 1646-54.
  12. Manolis A, Doumas M. Disfunción sexual: La «primera bailarina» de las complicaciones de calidad de vida relacionadas con la hipertensión. J Hipertensos. 2008; 26(11): 2074-84.
  13. Franco OH, Peeters A, Bonneux L, de Laet C. Presión arterial en la edad adulta y esperanza de vida con enfermedad cardiovascular en hombres y mujeres: Análisis del curso de vida. Hipertensión. 2005; 46(2): 280-6.
  14. Lawes CM, Bennett DA, Feigin VL, Rodgers A. Presión arterial y accidente cerebrovascular: Una visión general de las revisiones publicadas. Trazo. 2004; 35(4): 1024.
  15. Grupo de Directrices de Nueva Zelandia. La evaluación y el manejo del riesgo cardiovascular. Guía basada en la evidencia de las mejores prácticas. Wellington: New Zealand Guidelines Group; 2003.
  16. Chobanian A, Bakris GL, Black HR, Cushman WC, Green LA, Izzo JL Jr, et al. The seventh report of the Joint National Committee on Prevention, Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Pressure: The JNC 7 report. JAMA. 2003; 289(19): 2560-71.
  17. Mulatero P, Stowasser M, Loh KC, Fardella CE, Gordon RD, Mosso L, et al. Aumento del diagnóstico de aldosteronismo primario, incluidas las formas quirúrgicamente corregibles, en centros de los cinco continentes. J Clin Endocrinol Metab. 2004; 89:1045-50.
  18. Staessen JA, Wang JG, Thijs L. Protección cardiovascular y reducción de la presión arterial: Un metanálisis. Lanceta. 2001; 358(9290): 1305-15.
  19. Turnbull F, Neal B, Algert C, Chalmers J, Chapman N, Cutler J, et al. Efectos de diferentes regímenes de reducción de la presión arterial en eventos cardiovasculares mayores en individuos con y sin diabetes mellitus: Resultados de resúmenes de ensayos aleatorizados diseñados prospectivamente. Arch Intern Med. 2005; 165(12): 1410-9.
  20. Hill SR, Smith AJ. Medicamentos de primera línea en el tratamiento de la hipertensión. Aust Prescr. 2005; 28: 34-7.
  21. Guías terapéuticas: Cardiovascular. Administración de Bienes Terapéuticos; 2008.
  22. Guía para una buena prescripción. Un manual práctico . Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 1994. Disponible en URL http://www.who.int/ medicamentos / biblioteca / par/ gg prescripción / oms-dap-94-11en.pdf
  23. Zillich AJ, Garg J, Basu S, Bakris GL, Carter BL. Diuréticos tiazídicos, potasio y el desarrollo de la diabetes: Una revisión cuantitativa. Hipertensión. 2006; 48(2): 219-24.
  24. Bangalore S, Parkar S, Grossman E, Messerli FH. Un metanálisis de 94.492 pacientes con hipertensión tratados con betabloqueantes para determinar el riesgo de diabetes mellitus de nueva aparición. Am J Cardiol. 2007; 100(8): 1254-62.
  25. Yusuf S, Teo KK, Pogue J, Dyal L, Copland I, Schumacher H, et al. Telmisartán, ramipril o ambos en pacientes con alto riesgo de episodios vasculares. N Engl J Med. 2008: 358: 1547-59.
  26. Gupta AK, Dahlof B, Dobson J, Sever PS, Wedel H, Poulter NR. Determinantes de la diabetes de nueva aparición en 19.257 pacientes hipertensos aleatorizados en el Ensayo Anglo-Escandinavo de Desenlaces Cardíacos: Grupo que reduce la Presión Arterial y la influencia relativa de la medicación antihipertensiva. Cuidado de la Diabetes. 2008: 31(5): 982-8.
  27. Gobierno australiano: Departamento de Salud y Envejecimiento. Programa de Beneficios Farmacéuticos. Departamento de Salud y Envejecimiento: PBS en línea, disponible: http://www.pbs.gov.au/html/healthpro/home
  28. El Grupo de Investigación Colaborativa ALLHAT. Principales resultados en pacientes hipertensos de alto riesgo aleatorizados a inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina o bloqueadores de los canales de calcio vs diuréticos: El Ensayo de Tratamiento Antihipertensivo y Hipolipemiante para Prevenir Ataques Cardíacos (ALLHAT). JAMA 2002; 288: 2981.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.